viernes, 15 de febrero de 2008

Ancianos


Hace dos dias vi en la TV un pequeño reportaje en el que salían algunos ancianos en Madrid, a las puertas de los supermercados y de los restaurantes, esperando la basura para recoger restos comibles... Me pareció una de las escenas más tristes que he visto en los últimos meses. Inevitablemente me hizo recordar esos basureros de las afueras de las ciudades del tercer mundo, llenos de chiquillos buscando alimentos, plástico, latas... pero los ancianos de aquí es peor, con el agravante de su edad y de estar conviviendo en este mundo opulento...

Ahora que estamos en campaña electoral, cuando se oyen tantas proposiciones, con un tufillo de irrealidad, cuando se alaba la economía con los índices de PIB, IPC... debería marcarse un índice de bienestar social que se basase en la vida digna de nuestros jubilados y viudas. Sé por familiares y conocidos las dificultades que tienen para llegar a final de mes. Con pensiones que apenas rondan los 600€, con los cuales hay que hacer frente no sólo a la supervivencia de cada dia sino a tantos gastos imprevistos como surgen en la casa, en la salud... Sí, un índice de bienestar para los jubilados que juzgaría con mucha mayor exactitud el bienestar de un país. De qué sirve saber que la media de la pensión está en 750 € si hay 1000 que cobran 3000@ y 100.000 que sólo cobran 500@, o que las pensiones han subido un 0,5% por encima del IPC, si la pensión seguía siendo insuficiente. O de qué sirve saber que el PIB nos coloca en el 6º 7º u 8º puesto de los paises más ricos, si nuestra población más necesitada de ayuda, vive con tanta estrechez.

Son necesarias políticas eficaces que hagan una verdadera distribución de la riqueza atendiendo a los sectores de la población más necesitados... eso sí que sería un buen motivo para votar a un partido.

7 comentarios :

José Luis dijo...

Soy testigo en el barrio donde vivo de esto: todas las noches a partir de la 9.30-10 de la noche ten encuentras cerca de supermercados a un grupo de ancianos con sus carritos en busca de los restos. Pero bueno, en la parroquia de San Pablo de madrid los miércoles se desbordan previsiones y se acumulan colas y colas para solicitar bales de comida... Pero nuestro obispos nos dan criterios sanos de discernimiento para estas votaciones: no dialogar, la enseñanza.... ¡interesante! ¡muy interesante! Creo que estan en otra dimensión (¡la del poder!¡la de la alta politica!). Me agrada ver que los problemas concretos es ver como Jesús habla con el diablo y no cae en la tentación, con la extranjera y le ofrece agua viva, con los muertos y les piden que salgan a la luz.... Nuestros obispos abriran capillas de 24 horar para adorar.... yo les pediría que saliesen a pasear con sus inmediatos colaboradores a esos montes donde el rostros de Dios esta cubierto y solo el que se acerca escucha "este es mi hijo amado", puede que así se dejaran pillar por la verdadera experiencia de DIos ¿no? Y sacar nota ilusionantes, iluminadoras, de fe en Jesucristo (no de fe en una politica o partido), de fe encarnada en las cruces-crucificados por la realidad que los hombres y mujeres viven hoy (ancianos, mujeres, jovenes ... en acceso al trabajo digno, aunos minimos para vivir dignamente, a unos ancianos con capacidad de vivir, un acceso a la vivienda-techo...)... Yo, rezo... con esta gente, hablo con esta gente,... y veo que me dan más, me llenan más que mis obispo (dudo incluso que algunos de estos obispo sean creyentes y catolicos... eso si, ¡tienen titulos!).

Alter ego (el otro yo) dijo...

Es una verguenza que este siglo que estamos y veamos miseria aquí en nuestro país,mientras tanto el gobierno subvenciona a clinicas abortistas,cambio de sexo y gastos de ministros en sus viviendas.

Y nuestros ancianos pasando hambre y miseria,que dolor,que sufrimiento ver estas imágenes.

señores políticos sean conscientes.

www.martin-almiron.com

jesusmr dijo...

Mi país no se escapa de la cruel realidad que agobia al mundo, con unos ingresos petroleros inmensos, más que cualquier pais de nuestra región suramericana, no hemos sido capaces aquí en Venezuela de frenar las hambrunas, la delincuencia, las enfermedades. Cuando abandonamos a Dios nuestros egoismos afloran, se pierde la caridad y creamos una estela de mal, que ni nosotros mismos podemos soportarla luego.
Jesucristo nos trajo a Dios, nos trajo su gracia, acudir a él es una imperante necesidad en todo tiempo.

PIR_ADO dijo...

Distribución de la riqueza, ummmm, eso suena muy rojo, pero muy muy bien. Saludos.

Rubén dijo...

Hermano: Nuestro Blog ha decidido otorgarle el premio Calidez a su blog. Tal como lo recibimos nosotros, deben otorgarlo a 5 blogs a su parecer. Pasa por nuestro blog a retirar tu premio. Bendiciones.

JORGE dijo...

Es una pena que los gobiernos dispongan el dinero de los contribuyentes en subvencionar abortos, y se olviren de estos casos.

Dios los bendiga

opusprima dijo...

Saludos Padre.

Primero felicitarle por el blog. Es la primera vez que entro y la verdad ya llevo un buen tiempo en él.

Respecto a la pobreza, ésta no sólo afecta a los ancianos. He estado dos años con las misioneras de la caridad en una casa-residencia para varones en Londres (una ciudad que no tiene gente mendigando porque está prohibido, pero que te paga un sueldo mínimo y un piso si has trabajado una vez en tu vida, eso hay que aplaudirlo), durante esa estancia una vez a la semana solíamos salir por las noches a repartir comida caliente, ropa y otros suministros a los indigentes o a gente con escasos recursos. La mayoría de esas personas eran jóvenes, un buen número de ellos inmigrantes (incluso españoles, pero casi todos del este de Europa), que no tenían nada.

He estado misionando y ayudando, pero ni en el mayor vertedero del mundo (La Chureca de Managua) pude experimentar sensaciones tan exacrables como la de ver unos jóvenes occidentales sin nada (ni material ni espiritual).

Padre, pondré un enlace de su blog en el mío. Si le molesta dígamelo y lo retiraré.

Un saludo.