miércoles, 16 de septiembre de 2009

La hipocresía de las TV


No soy consumidor habitual de los programas del corazón, pero dada su omnipresencia en la parrilla televisiva es inevitable no caer en su visionado. Ultimamente parece que "la Belén" y todo lo que rodea a este personaje, está en la primera plana de la actualidad a raiz de una denuncia que han interpuesto ante el Defensor del menor, por la utilización de su hija en los medios de comunicación...
La amoralización y la falta de ética de este tipo de programas no se le escapa a nadie: la utilización de lo más soez de la vida humana, el rumor propuesto como verdad, el insulto más brutal, la banalización de la vida sexual y de las relaciones humanas y personales y en general el todo vale... para conseguir audiencia y así conseguir más anunciantes que engrosen las arcas de la cadena... ¡Qué podemos esperar de todo esto! Comprendo que muchas personas después de una larga jornada de trabajo lleguen a casa y no quieran ver programas sesudos sobre temas importantes y prefieran sentarse ante la TV y reirse un poco con esos programas... pero me temo que también hay mucha gente que se los toman en serio... porque lo que no entiendo es como se puede tomar en serio lo que dicen esos telepresentadores que tienen el pinganillo directamente enchufado al auditor de audiencias, que les empuja a sacar el ultimo escándalo o exabrupto del personajillo de turno según el índice de audiencias suba o baje...
Pero lo peor de todo esto es que encima, estos presentadores y comentaristas, estas cadenas de tv, se hacen adalides del respeto de la intimidad de las personas, de la verdad de lo que comentan, de la defensa de las mujeres maltratadas... ¡Qué hipocresía! si lo que buscan es precisamente que haya morbo, carnaza, escándalo, para aumentar sus audiencias... ¡si viven precisamente de la falta de escrúpulos en tratar a las personas!...
La Belén Esteban como tantos otros personajillos, no son más que víctimas, no inocentes, sino culpables porque se lucraron con ello, pero víctimas al fin y al cabo de la avaricia y la codicia del dinero de los magnates o accionistas de esas TV.

lunes, 6 de julio de 2009

Debo ser muy raro...


Sí, muy raro, me siento como un extraterrestre... porque me importa un pimiento el Kaká y el Ronaldo y si no fuera por el escándalo de lo que se paga por ellos ni les dedicaria una de mis neuronas; porque no me emociona nada la muerte de M.Jackson y si no fuera porque me hace reflexionar sobre la futilidad del éxito y el desgaste que conlleva para los que lo consiguen su grititos me parecen patéticos; porque no me hace vibrar nada el cohete de San Fermin ni me atraen todos esos excesos fiesteros que malpintan la imagen de mi tierra y si no fuera porque me duele eso, pensaría que es sólo la locura a la que nos lleva el desenfreno; porque no me gustan las corridas, ni los encierros, ni toda esa cultura nacida alrededor del toro y si no fuera porque hay de por medio personas que pagan por mirar la sangre y el sufrimiento de los animales estaría incluso dispuesto a admitir que ese espectáculo tiene algo de arte...
En fin, es que soy raro, raro, raro... y creo que además muy aburrido...

viernes, 3 de julio de 2009

De funerales y sus excesos


Hace unos dias asistí como concelebrante al funeral por un joven accidentado. El pueblo entero estaba en la iglesia compartiendo el dolor de la familia, como es natural, muchos jóvenes con rostro compungido y mirada perdida, como incapaces de comprender y aceptar lo que había pasado...
El sacerdote con ánimo de consolar y dar esperanza, habló, entre otras cosas, de la vida que el fallecido gozaba ya junto a Dios, una vida feliz y alegre, porque el fallecido había amado y Dios era amor, que si tal y que si cual... Comprendo que en situaciones así tiene que haber palabras de consuelo, pero hay una línea que mi compañero se saltó y que yo a veces tambien me he saltado, la linea que separa nuestro deseo, de la acción de Dios. Parece como si por el hecho de morir ya tuviéramos derecho al cielo, sin dejar en todo esto espacio para el juicio misericordioso de Dios. Quiero decir que una cosa es pedir a Dios que acoja a nuestro hermano difunto y otra muy distinta es usurpar su puesto como Dios. Casi suena a veces, como si le obligásemos a dar vida al difunto y ponerle a su derecha.
En fin, comprendo que en esas circunstancias mantener la ortodoxia puede ser dificil y siempre la intención es la de consolar a una familia desolada. Pero son cosas que al menos yo, voy a tener en cuenta...

sábado, 4 de abril de 2009

Semana Santa


Saliendo de la misa del sabado tarde, veo la luna creciendo hacia su plenitud del jueves santo, los niños juegan en la calle ajenos a lo que significa esta semana, como la mayoria de sus padres, pensando en qué harán durante estos dias de vacaciones..., esta tarde he visto a CH colgado a la cruz de su torre de aluminio que aguantan unas bolsas de alimento liquido y que arrastra desde hace 5 años en que le quitaron parte del estómago e intestino...; también me encuentro con JM al que cogieron robando, sigue como si no hubiese hecho nada...
y de frente esta semana tan larga, esperando el domingo para celebrar la Pascua, "es el todavia si pero aún no", conocemos el final feliz de la película pero mientras tanto, la acción está llena de pasión y sufrimiento...
Señor Jesús, quiero entrar en esta semana acompañándote, quiero verte en todo y en todos, ayúdame Señor, a transmitir un poco de ti, lo que tú quieras Señor, quiero mirarte con el centurión y proclamar con él que tú eres el Hijo de Dios. Y si está en mi mano, y con tu ayuda, aliviar un poco la cruz de mis hermanos...

miércoles, 25 de marzo de 2009

Encrucijada en la catequesis, (¡uf! igual no es para tanto)


Hoy, en el taller de pastoral, la delegación de catequesis nos ha presentado un proyecto para la catequesis de infancia (6-9 años). Un proyecto que hace una opción por una catequesis en proceso y de conversion. Algo que por otra parte intentamos aplicar a toda nuestra pastoral. Pero siempre la cuestión es: ¿Es posible con la actual pastoral sacramental realizar una catequesis de conversión? ¿cómo proponer un proceso de conversión a personas que sólo están interesadas en recibir y celebrar un sacramento, más por motivos de costumbre, familiares o de otro tipo, antes que religiosos? estamos de acuerdo que todo en nuestra vida está muy mezclado, y que es difícil separar la cizaña del trigo, ¿pero qué está pasando en nuestra catequesis de iniciación cristiana cuando vemos que no estamos consiguiendo la incorporación de las personas a la Iglesia?... Como respuesta a este estado de cosas pueden surgir dos posturas, que han quedado reflejadas hoy en nuestra reunión:
1ª La que intenta, dentro de las actuales circunstancias, posibilitar esa conversión sin "apagar el pábilo vacilante", sin rupturas, metiendo "cuñas", proponiendo pequeños cambios..
2ª La que propone un cambio drástico, como es dejar de hacer convocatorias sacramentales y ofrecer procesos catecumentales mayormente a adultos y padres que faciliten el discernimiento de la opción cristiana y filtren todos aquellos que piden la sacramentalización por motivos que no son religiosos.

Ahí está para mí el verdadero reto. En el cual nos jugamos la Iglesia del futuro. Estoy seguro que la segunda proposición da vértigo, es conflictiva y nos puede convertir en iglesias minúsculas... pero ¿a dónde vamos con la primera? llevamos ya demasiados años así, crece el cansancio de los agentes de pastoral, la desafección de los catequizandos y el vacío de las iglesias... ¿no es hora de aventurarse en nuevos caminos?

sábado, 14 de marzo de 2009

martes, 3 de marzo de 2009

Cuaresma, desvalimiento, fracaso, noche oscura, cruz...


Un compañero sacerdote comentaba ayer la situación de desvalimiento institucional en la que vivimos los sacerdotes: primero porque vivimos nuestro sacerdocio con muy pocos apoyos, desde la institución eclesial no se preocupan demasiado por nuestra vida, nuestros sufrimientos o alegrias, nuestras dificultades... también la sensación de ser poco escuchados y tenidos en cuenta en nuestras opiniones; en segundo lugar está la dificultad creciente por encontrar eco y acogida a nuestras proposiciones pastorales, que acrecienta esta sensación de fracaso, de que las cosas y las personas cambian (cambiamos) muy poco, que la fe se retira progresivamente de las personas y también de nosotros... La desilusión y la desesperanza aparecen inevitablemente en el horizonte...
En un reciente retiro se nos hablaba de "esa noche oscura" por la que todos los cristianos tenemos que pasar en nuestra experiencia de Dios, una noche oscura que propicia nuestra purificación de la fe. Quizás, todo esto nos lleva a identificarnos, durante esta Cuaresma, aún más con los sentimientos de Cristo, acogiendo la invitación de S. Pablo a "tened entre vosotros los mismos sentimientos de Cristo" (Flp 2,5): Subir a Jerusalén con El, humillado, fracasado, despreciado, abandonado... esperando que nos permita participar también en su Gloria y Resurrección... Señor Jesús, ayúdanos!

lunes, 16 de febrero de 2009

Pateras


Estoy viendo las noticias de la TV mientras ceno. La muerte de Marta la chica de Sevilla y la detención de sus presuntos asesinos. Luego los 23 muertos subsaharianos en las costas de Canarias, 16 de los cuales eran niños... Terribles noticias que se cuelan en mi casa, noto que la comida se me atraganta... los cadáveres recogidos del mar por la policía costera... la tristeza, y la oración por tantas personas sufriendo en nuestro mundo. La violencia de género ahora también juvenil, y los emigrantes. Realidades que también me tocan de cerca en mi parroquia... Lo veo en el comportamiento de algunos chavales de la catequesis: desquiciados, narcisistas, violentos en sus maneras, enfurruñados, pensando en el fin de semana, el botellón, la videoconsola... Y los niños que no se juntan en la escuela con los niños peruanos o lituanos... Y me voy a tomar una sal de frutas porque creo que la cena se me ha parado en el estómago

miércoles, 11 de febrero de 2009

Barra de equilibrios


Una madre que se enfada porque le digo que su hijo falta a la catequesis y no va a poder confirmarse, unos padres que se enfadan porque no se les permite el bautizo fuera de los dias establecidos, unos novios que se mosquean cuando se les pide que obligatoriamente asistan a los cursillos prematrimoniales... historias cotidianas que surgen de la celebración de los sacramentos provocadas por unas personas que creen tener todos los derechos y ningún deber. Es como el choque de dos trenes, ellos que sólo están interesados en la celebración y en la fiesta, y nosotros interesados en el proceso, en la conversión, en el anuncio de Jesucristo. ¿Cómo mantener el difícil equilibrio entre flexibilidad y exigencia? ¿Dónde está el término medio? No quiero ser un cura policía pero tampoco un cura un cura florero...
Muchas veces me pregunto cómo actuaría Jesucristo en mi lugar. Y me pregunto también si llegará el día en que la gente acceda a los sacramentos, no desde la costumbre y porque siempre se ha hecho así, sino desde el verdadero deseo de ser y vivir en cristiano. Mientras tanto, aquí haciendo equilibrios... difíciles equilibrios...

miércoles, 4 de febrero de 2009

Los Goya 2009


No pasa despercibido que la película más nominada este año (Los girasoles ciegos) y la más premiada (Camino) hablan de la Iglesia, o tienen a los curas como co-protagonistas. A mi me parece que el mundo del cine y la academia están mandando un mensaje a la Iglesia: no al fanatismo proclive en algunos cristianos o grupos de la Iglesia, no a la hipocresía de una Iglesia que predica una moral que luego las sotanas no cumplen, no a una Iglesia que utiliza o se apoya en el poder civil para adoctrinar o conquistar prebendas.
Aunque el arte y el 7º arte más, tiende a exagerar los tópicos, sería bueno que todos los que nos sentimos Iglesia, acogiésemos y reflexionásemos sobre estos mensajes, que no cabe duda, proliferan y mucho en la mente de nuestros contemporáneos. A veces me asusta, cómo algunos dirigentes de la Iglesia, quieren hacer tabla rasa del pasado, pretendiendo que aquello que pasó está finiquito... sin haber hecho una reflexión en humildad, que facilite la comprensión del rechazo que como Iglesia ahora estamos viviendo...

martes, 20 de enero de 2009

Obama


Un tonto programa de una no menos tonta cadena de TV, está preguntando a sus televidentes si creen que Obama cambiará el mundo... como si una persona pudiese cambiar el sistema y la maquinaria del poder que crea y recrea este mundo de injusticias. Lo que me parece extraordinario del dia de hoy en que un negro accede a la presidencia del "imperio", es precisamente eso, que sea negro. Ya sólo por eso, este día es histórico, y sus logros políticos por muy importantes que sean (¡ójala Dios!), o aunque acaben decepcionandonos a todos, no quitarán ni un ápice a la importancia histórica de este dia. Parece mentira que sólo hace apenas 30 años matasen a activistas negros como MLK, que a finales de siglo en LA hubiese un motín de la población negra ante los excesos de la policía que a punto estuvo de acabar en una masacre nacional, y que ser negro siga siendo en muchos estados motivo de marginación social. Y sin embargo es cierto, un negro presidente de USA. Todavía podemos creer que un mundo mejor es posible, y hoy el mundo recibe una dosis de esperanza como hacía tiempo no la recibía. Para cuando un hispano, una mujer, un gay o un musulmán como presidentes? Hoy es el día en que parece que todo es posible...

miércoles, 14 de enero de 2009

Tecnología


Desde luego, no me extraña que muchos encuentren en la Tecnología el nuevo Mesías-Salvador, porque no hay dia que no nos sorprenda con nuevas maravillas... hoy el Google Earth con la posibilidad de ver 10 obras maestras del Prado a máxima resolución, y el niño que ha nacido después de llevar su madre 48 horas con muerte cerebral... y así dia tras día... Claro que si a esto unes que la Tecnología también está en las poderosas bombas que se descargan sobre Gaza... la tal diosa queda bastante humanizada...
Realmente impresionante lo del Google, he estado observando al detalle el descendimiento de Van der Weiden y no me lo puedo creer, ¡qué maravilla!... lo del premio Príncipe de Asturias se lo tienen bien merecido.

martes, 13 de enero de 2009

Autobuses, Arguiñano y monaguillos


La polémica con los autobuses ateos está servida, dicen que los cristianos están preparando una réplica para poner en otros autobuses... yo les sugeriría que fuese la misma, quitando solamente el no despues de la palabra Dios, para que quedase así: "Probablemente Dios existe, disfruta de la vida". Y el que quiera entenderlo que lo entienda... Vaya tontería que se les ha ocurrido a esta gente atea, si Voltaire y Nietzsche levantasen la cabeza. Hoy el Arguiñano en su programa de cocina, hablando de que si el infierno no existe, que si el cielo tampoco, ni el limbo, ni el purgatorio... que si todo eso está aquí... que lo dice yo que de eso se mucho... que... en fin, este hombre cada dia desvaría más. Y ayer un par de monaguillos que me dicen que no quieren venir a misa porque sus amigos se burlan de ellos llamándolos curillas...
Son sólo unos ejemplos cotidianos, de ese acoso que vivimos los cristianos. No es algo como muy evidente, pero son mensajes que de una manera continuada nos invitan a dejarlo, a pensar que esto del cristianismo es una anticualla, que es algo demodé... que no merece la pena...
No nos echarán a los leones, ni nos guillotinarán como a la estupenda Sophie Scoll cuya película acabo de ver, pero ahí está ese acoso que todavía no me atrevo a llamar persecución, pero que se respira en el ambiente...
Momento ideal para perseverar y reafirmar nuestra fe, agarrándonos a nuestro Señor.

sábado, 10 de enero de 2009

Nevada


Está nevando fuera, y saludo a mis abuelas al entrar en la iglesia, "Año de nieves, años de bienes", y una de ellas me contesta "si los tienes"... no había oido nunca esa coletilla al refrán, ¡pero qué razón tiene esta abuelilla! porque no si no tienes nada dificilmente te irá bien, y eso lo comprobamos continuamente los pobres se hunden cada vez más en su pobreza y los ricos cada vez más ricos. A la salida de misa, me estaba esperando en la puerta un transeúnte, flaco como un palo, tiritando, con los pantalones mojados y una bufanda que le cubria casi toda la cabeza... me pedía un sitio donde poder dormir, me sorprendió su educación, su humildad, me habló de su vida desastrosa, una esposa que le abandonó por maltrato, dos hijos que no le quieren ver... le dejé en el centro de catequesis, con unos cartones en el suelo y una manta.... pero yo en casa tan caliente, no pude dejar de pensar en él, allí abajo... su vida, mi vida...

martes, 6 de enero de 2009

De Magos de Oriente y laicismo


Esta fiesta de la Epifanía es para mí, la constatación de hasta qué punto el paganismo ha sido capaz de transformar los contenidos de nuestra fe, en folclore y fiesta del consumismo. Una fiesta que pretende celebrar la manifestación de Jesucristo a todos los hombres, la hemos convertido en la fiesta kitsch de unas personas que se disfrazan con ropajes de supuestos reyes, subidos en horrorosas carrozas, que cada día más se parecen a un carnaval de mal gusto, que reparten unos regalos que resulta que no son de ellos sino de los padres.... Uf, ¿es necesario todo este montaje para sacar una sonrisa a un niño? Porque la pregunta es: ¿qué les quedará a los niños de esta fiesta? ¿qué significado encontrarán, si nadie les explica que todo esto proviene de una tradición religiosa basada en el evangelio? No me atrevo a entrar en la cabeza de estos niños, como tampoco en los que hacen la primera comunión, ¿pensarán que nos hemos vuelto locos? ¿haciendo celebraciones de acontecimientos que no comprendemos ni en los cuales creemos?
En mi infancia no había Papa Noel, ni carrozas, ni reyes disfrazados...ni falta que hacía, se usaba la imaginación... y era mil veces mejor que ahora, se nos decía que los magos de oriente venían por la noche, para hacerlo más creible nuestros padres ponian capazos con paja y grano en el balcón para los camellos... y soñábamos con aquellos poderosos señores que eran capaces de venir a nuestro pueblo, a nuestra casa, para dejarnos aquellos humildes regalos... mandarinas, guirlache, algún tren de madera, el escalextric era ya un lujo, cajas de pinturas... Pero sobre todo conocíamos bien la historia de los Reyes Magos, porque se nos explicaba delante del Belén, rezábamos antes de la cena de Nochebuena, íbamos a misa todas las fiestas, y se respiraba un ambiente sobrio, cálido, sin muchas luces de colores, pero con una ilusión que brillaba en nuestro corazón como la estrella del evangelio. ¡Cómo esperábamos el día de Reyes! ¡Con qué ilusión nos levantábamos el dia de reyes
!, y ¡que alegria cuando veíamos que tambien se habian acordado de nosotros en casa de los abuelos!... Luego a Misa con los padres... Salíamos de la Navidad no cansados como ahora, ahitos de tanto comer, deseando entrar en dieta, y abotargados por los mensajes consumistas, sino sintiendo que habiamos pasado unos dias inolvidables...
Quizás la nostalgia del "cualquier tiempo pasado fue mejor" me traiciona... pero creo que estamos perdiendo, como en tantas cosas, el alma de lo que hacemos, como si nos quedásemos con lo superficial, huyendo de lo que da sentido a todo. Y lo preocupante es que esta manera de ver la vida y las cosas la estamos transmitiendo a las próximas generaciones.
Viendo las carrozas de mi pueblo, pensaba en esa sentencia que obligaba a retirar los crucifijos de un colegio en Castilla-León, y me preguntaba qué pasaría si una sentencia obligase a retirar los Reyes Magos porque forman parte de una religión... ¿lo uno si y lo otro no? ah, es que la cruz no la venden en el Corte Inglés y claro...
En fin, que Dios nos ayude a encontrar el camino que nos lleve a encontrarle y no equivoquemos el camino...

lunes, 5 de enero de 2009

La desproporción es asesinato


Veo en la TV a los manifestantes de Madrid protestar contra la invasión de Gaza, gritando ante la embajada de Israel: ¡Asesinos!. De entrada me ha chocado, porque Israel nos dice que se está defendiendo de los ataques de Hamas, ¿pero es eso verdad?, no es cierto que Israel ha estado estrangulando la economía de la franja de Gaza desde hace unos años, no permitiendo ni tan siquiera que entrase el dinero que en forma de ayudas llegaba desde distintos organismos internacionales, reprimiendo el desarrollo de la región, inpidiendo la emigración, encerrados en su país como apestados... La reacción de Hamas enviando cohetes de corto alcance contra algunas posiciones de Israel era de esperar. Es cierto, Israel tiene derecho a defenderse y a tener un estado respetado, pero los palestinos también. Es cierto que Hamas no deberia haber empleado la violencia, pero tambien es cierto que la reacción de Israel bombardeando sistemáticamente las poblaciones e invadiendo el país es, a mi modo de entender, injustificada y desde luego desmesurada. Porque hasta en la guerra tiene que haber unos límites, y no solo por el respeto a la población civil, sino en la desproporción de los medios empleados en la respuesta y en la batalla.
Despedimos la Navidad con el horror de esta guerra y no podemos dejar de pensar que allí hace más de 2000 años nació el Príncipe de la Paz, el Salvador del mundo, lo cual además de ser una trágica ironía, nos tiene que hacer reflexionar sobre la violencia de nuestro mundo y la necesidad de trabajar por erradicarla por completo de nuestras vidas.